• Introspección

    Viven dos personas en mí

    Viven dos personas en mí. Una da órdenes, la otra obedece.A veces se intercambian los papeles.Viven dos personas en mí. Una soy yo y la otra es cualquiera.Mi yo no sabe cómo ha entrado el intruso ni porqué. Solo sabe que se siente muy mal en su compañía.Viven dos personas en mí, se maltratan.Hay que asumirlo: no hay lugar para el inquilino. Es hora de hacer espacio.

  • Historias

    La partida de bádminton

    Hace unos meses tuve la oportunidad de jugar una partida de bádminton con el adversario ideal: uno de esos que te tocan las narices cada vez que fallas, que están seguros de su victoria y que encima hacen alarde de ello. Es ideal porque es el más incómodo de los adversarios, y cuánto más incómodo te sientas más puedes aprender de esa situación si la gestionas bien. Ninguno de los dos poseíamos grandes habilidades previas, pero ya de partida había una gran diferencia: él estaba seguro de ganar. Una de las cosas que más detestaba de competir con esta persona era que fardaba de su victoria de antemano como técnica…

  • Reflexiones

    El peso de los pensamientos

    Desde muy pequeña me gusta limpiar, ordenar y poner las cosas en un modo que yo considero armónico y allá donde voy llevo mi método Organizo de manera que no cueste encontrar o alcanzar nada y si puedo seguir la lógica de los colores, tipos o medidas, más feliz no puedo ser. Sufro grandes tentaciones de reordenar y limpiar incluso hogares ajenos. Un cuadro torcido, por ejemplo, es una fuente de ansiedad para mí. ​Lo que me aporta el orden es la tranquilidad de saber que todo está donde tiene que estar. Y es ahí que mi mente me ha jugado malas pasadas: a base de hacer con los pensamientos lo mismo…